7 trucos para que el iPhone 7 sea aún más rápido


Cuando hablamos del iPhone 7, no pensamos en el tipo de teléfono que se vuelve lento con el tiempo, pero por supuesto su rendimiento puede bajar. Las aplicaciones pesadas, el aumento de requisitos mínimos de estas, los recursos de apps anticuados que se quedan en el teléfono o incluso un fallo en el sistema operativo, pueden provocar que tu teléfono no sea tan rápido como cuando acabaste de comprarlo.

Si esto te ha sucedido a ti y estás notando que tu teléfono no es el mismo que era antes o simplemente quieres aún más velocidad en tu iPhone, estos trucos te van a ser de mucha ayuda.

1. Actualiza el software
Si el software de tu iPhone aún es antiguo, quizás debas plantearte hacer un upgrade. Suelen incorporar mejoras de estabilidad y corrección de errores, por lo que pueden solucionar fallos de lentitud en el terminal. Es recomendable hacer esto, ya que no solo solucionará problemas de rendimiento, también añadirá mejoras de estabilidad y seguridad.

2. Comprueba las aplicaciones de fondo

iOS es excelente manejando las aplicaciones en segundo plano, pero de vez en cuando, una aplicación muy pesada puede provocar lentitud en el teléfono. Si ves que una aplicación provoca lentitud aún cuando no la estés utilizando, puedes acceder desde ajustes al apartado “General” y entrar en “Aplicaciones en segundo plano”. Desde este menú puedes desactivar las apps que creas que están consumiendo más recursos de los que debería, y así evitarás que se activen automáticamente al cerrarlas.


3. Limpia el caché de aplicaciones

El caché poco a poco vuelve más lento tu teléfono ocupando espacio. El problema es que iOS no nos ofrece ninguna manera fácil de limpiarlo y para hacerlo deberemos buscar la opción en cada aplicación. Si queremos borrar el caché de Safari, por ejemplo, deberemos ir a los ajustes de Safari y borrarlo allí.

4. Acelera las animaciones

Las animaciones de iOS pueden hacer más lento trabajar con el teléfono y dar la sensación de que es peor de lo que realmente es. Si te molesta mucho que una animación haga más lenta tu experiencia con iOS, puedes desactivarlas desde ajustes, dirigiéndonos a: “General”, “Accesibilidad” y “Reducir Movimiento”. Esto cambiará todas las animaciones del teléfono por un fundido entre las diferentes pantallas, haciendo más rápida la transición.

5. Desactiva la localización

No parece muy importante, pero lo es. Cuando la localización está activada consume recursos y batería. Al desactivarla, nuestro dispositivo no comprobará en segundo plano una y otra vez la ubicación mediante el GPS.

6. Realiza un “Soft Reset”
Pulsa el botón de encendido y bajar el volumen a la vez (encendido y home a la vez en los antiguos iPhone) durante unos segundos hasta que el teléfono se apague. Esto solucionará cualquier problema por memoria RAM llena que tenga nuestro terminal, ya que al hacer esto limpiaremos por completo la memoria del teléfono.


7. Formatea el teléfono

El último recurso que tenemos es dejar nuestro teléfono en estado de fábrica. De esta forma eliminaremos cualquier tipo de datos que estén afectando al rendimiento de nuestro terminal.

Antes de hacer esto, podéis realizar una copia de seguridad desde iTunes o iCloud. Esto no es del todo recomendable, porque si el fallo de rendimiento es por una aplicación o algún dato que se guarde en la copia, lo volverás a tener después del formateo.

¿Tu teléfono es más rápido ahora?

Si realizas estos pasos, estoy seguro de que tu teléfono funcionará como si lo acabaras de comprar. Debemos recordar que un iPhone sigue siendo un ordenador con recursos limitados y que con el tiempo las aplicaciones se vuelven más y más pesadas consumiendo más recursos.

Fuente | tips.applenws.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario