¿Podrían las políticas de Donald Trump encarecer el precio del iPhone 8?


“America First”. Este es el lema, junto al ya famoso “Make America great again”, que el magnate y político investido como presidente de la primera potencia mundial la semana pasada ha promovido a lo largo de su campaña electoral. Estas 6 palabras esconden tras de sí un conjunto de políticas que pretenden reflotar la industria americana y amenazar a las empresas con duros aranceles si optan por seguir llevando la producción de sus productos lejos del suelo americano. Ante este cambio de rumbo nos preguntamos… ¿Podrían las políticas de Donald Trump encarecer el precio del iPhone 8?

No podemos negar que aún es demasiado pronto para saber si las políticas proteccionistas que Donald Trump ha esgrimido a lo largo de su campaña, a través de las cuales el ahora presidente de Estados Unidos, ha puesto su dedo sobre Apple, llegarán a hacerse efectivas ni si las mismas afectarán directamente a la compañía de Cupertino y al precio del iPhone 8, pero ya empiezan a conocerse los primeros movimientos en la industria norteamericana.

Políticas proteccionistas de Donald Trump

Donald Trump incluyo en su campaña electoral diferentes ataques a Apple esgrimiendo que la compañía tendría que dejar de fabricar sus dispositivos fuera del país norteamericano y depender de la industria china. Estas palabras ya han sido comentadas en su momento por diferentes personalidades del sector como serían Tim Cook o Terry Gou, el presidente ejecutivo de una de las principales plantas de fabricación del iPhone 8, además de otro tipo de dispositivos: Foxconn.


Sin embargo parece que, como así indicaba Donald Trump hace tiempo, el presidente podría ser capaz de hacer pasar a Apple “por el aro” y llevar parte de la fabricación de los futuros iPhone a territorio estadounidense. Tanto Apple como Foxconn, su principal fabricante, estarían planteando abrir una fábrica (destinada al desarrollo de las pantallas de los futuros iPhone) en E.E.U.U destinando para ello una inversión de 7.000 millones de dólares que permitiría generar entre 30.000 y 50.000 puestos de trabajo.

Gou avisa, no obstante, que de concretarse esta operación, las políticas proteccionistas de Trump podrían repercutir directamente sobre el bolsillo del cliente, ya que trasladar la producción -en parte- de los dispositivos de Apple a suelo americano encarecería el precio del producto a menos que las autoridades del país ofrezcan incentivos al fabricante.

El precio del iPhone 8, un peligro para Apple

Curiosamente, estas políticas del nuevo gobierno americano podrían suponer, en parte, una buena noticia para la compañía americana ya que el resultado en bolsa de las acciones de Apple tras las elecciones presidenciales ha desembocado en una subida de entre el 8% y el 10% de las acciones de Apple desde que se celebraron las elecciones presidenciales


Sin embargo, lo que pueden ser buenas noticias para Apple, no podrían serlo tanto para sus usuarios ya que si se completa la fabricación de los futuros iPhone en Estados Unidos, el precio del iPhone 8 podría encarecerse. Aunque realmente no sería el iPhone 8, o los iPhone 7s los que más se verían afectados por este cambio en la industria, ya que a estas alturas, sea cual sea el modelo que Apple presente en septiembre de este mismo año, ya se encuentra en pleno proceso de desarrollo.

Lógicamente las empresas suelen llevar su producción a países donde el coste de fabricación sea menor con el fin de abaratar el desarrollo de los productos. Si estos gastos de producción crecen, lo más habitual es que sea el usuario final quien tenga que “pagar el pato” con una subida de precios.

A su vez, esta subida de precio del iPhone 8 (o del iPhone 9) repercutiría directamente en las ventas de Apple, que ya de por si no son todo lo buenas que podría esperarse como hemos visto en las semanas anteriores. De esta manera, podríamos decir que Apple, a la espera de conocer los posibles beneficios que ofrezca el gobierno de Trump por producir en el país, se encuentra entre la espada y la pared.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada