El Apple Watch viene con una protección antirrobo para evitar pagos no autorizados


Además de esconder algunos secretos que les revelamos ayer, todavía sigue habiendo dudas en torno al Apple Watch que, poco a poco, se van dando a conocer. Una de estas incógnitas está relacionada con el tema de la seguridad y es que como muchos ya sabéis, el reloj de Apple permitirá realizar pagos mediante NFC y esto puede ser un problema si nos lo roban, sobre todo porque el reloj no cuenta con Touch ID como sí tiene el iPhone 6 para autorizar la transacción.

Para solucionar este problema, Apple ha implementado un sistema de seguridad antirrobo bastante sencillo pero efectivo. La primera vez que nos pongamos el reloj, éste nos invitará a establecer un código de seguridad de cuatro dígitos. Este código lo utilizaremos a modo de PIN para autorizar los pagos mediante Apple Pay realizados a través del reloj.

Además de esto, las cuatro lentes que el Apple Watch tiene en su parte inferior son capaces de detectar cuando llevamos el reloj puesto y cuando nos lo quitamos. Gracias a esto, en cuanto nos lo quitemos, el reloj se bloqueará y nos pedirá el PIN para poder desbloquearlo.

En caso de un escenario de robo, el ladrón no podrá realizar pagos sin nuestro permiso siempre y cuando no conozca el PIN que hemos establecido. Si consigue quitarnos el Apple Watch, el reloj se bloqueará automáticamente al no detectar contacto con nuestra piel y quedará inutilizado hasta que se introduzca el código de desbloqueo.

Parece que ya hemos resuelto la duda que circulaba en torno al sistema de pagos a través del Apple Watch sin tener Touch ID.

No hay comentarios:

Publicar un comentario