7 razones por las que vale la pena actualizar a iPhone 6 o iPhone 6 Plus


La presentación del iPhone 6 y del iPhone 6 Plus ya se han producido. Con ella se han acabado las especulaciones y rumores, y muy probablemente hemos visto cómo al final Apple no puede frenar las ansias de su público por conocerlo todo antes de tiempo, ya que muchas de esas filtraciones acabaron por convertirse en una realidad. Sin embargo, ahora que ya es un hecho la fecha de lanzamiento, el precio y todas las especificaciones de ambos teléfonos iPhone 6, la pregunta clave es si compensa actualizar a este terminal desde un iPhone anterior. Y eso es lo que hacemos en este artículo de hoy.

En las que a continuación te presentamos como las 7 razones por las que vale la pena actualizar a iPhone 6 o iPhone 6 Plus analizamos las principales diferencias que tienen respecto a los terminales anteriores, y aunque todo va a depender del uso que le vayas a dar, y de la necesidad que tengas de ver cómo el nuevo teléfono está en tus manos, creo que podrás darte cuenta de que en algunos casos, el modelo del teléfono que tienes se va a quedar obsoleto, y en otros, puedes vivir sin las características que te ofrece el nuevo iPhone. ¿Pasamos a verlas una a una?

7 motivos por los que compensa actualizar a iPhone 6 o iPhone 6 Plus

  1. Tamaño de pantalla: llevamos mucho tiempo diciendo que queremos una pantalla más grande. Apple ha cedido en su filosofía y lo ha hecho. Tanto en el caso del iPhone 6 como del iPhone 6 Plus, el salto a las 4,7 pulgadas y a las 5,5 pulgadas ha sido importante. En ese sentido ni iPhone 5s, ni iPhone 5c, ni tampoco los anteriores iPhone 4s y iPhone 4 pueden competir.
  2. Cámara: una mejora de los sensores era también otro de los deseos de los usuarios, y aunque se han mantenido los 8MP, Apple también ha cedido en este aspecto. Tanto en el caso del iPhone 6 como del iPhone 6 Plus hay una gran diferencia en cuanto a las imágenes que se pueden captar con respecto a sus antecesores iPhone 5s, iPhone 5c, e iPhone 4s e iPhone 4.
  3. LTE & WiFi: aunque tanto el iPhone 6 como el iPhone 6 Plus mejoran considerablemente la compatibilidad con ambas redes, y en el caso del de mayores dimensiones se añade VoLTE, no creo que sea algo relevante para todos los usuarios. De hecho, muchos ni siquiera cuentan con estos planes de datos. Solo sería un motivo para cambiar de iPhone si realmente lo tienes activo y le sacas proveco.
  4. Chip A8: se trata de la evolución de Apple en un procesador de 20nm. Un 25% más rápido en la CPU, un 50% más rápido en la GPU y un 50% más eficiente van a marcar la diferencia. Está claro que será todo mucho más fluido, pero también es verdad que no todos los usuarios le dan tanta importancia a este aspecto.
  5. Batería: la mejora en la autonomía era otra de las peticiones masivas que hacían los usuarios. En este caso Apple aplicó pequeños cambios en el caso del iPhone 6, y dio un gran salto en el caso del iPhone 6 Plus. Creo que esta característica sí que es de las que haga que merezca la pena el cambio.
  6. Almacenamiento: se trata de una estrategia un tanto extraña. El nuevo iPhone en cualquiera de sus modelos cuesta más. Y si compramos la primera de las versiones, la que ofrece solo 16GB notaremos esa diferencia; pero si nos pasamos a la suiperior, desapareciendo los 32GB y siendo sustituidos por 64GB puede que compense el rango intermedio. En este caso nos parece un acierto la decisión de Apple.
  7. Apple Pay: el nuevo sistema de pagos de Apple será solo compatible con los nuevos terminales iPhone 6. En caso de que desees que lo sea con otro de los anteriores, necesitarás el Apple Watch.

No hay comentarios:

Publicar un comentario