Este vídeo nos muestra un concepto de iPhone 8 con pantalla curva y cuerpo de cerámica


Este año es una prueba de fuego para Apple. Su dispositivo más popular, el iPhone, ha cumplido diez años desde que fuera presentado por Steve Jobs en 2007. Diez años en los que, ha evolucionado mucho y ha supuesto un elemento diferenciador en la vida de muchas personas, adquiriendo con el último modelo, el iPhone 7, una madurez y consolidación como dispositivo que nunca antes habíamos visto.

Sin embargo, esta madurez también viene acompañada del tercer año consecutivo en el que los cambios que vemos en cuanto a diseño son demasiado ligeros y los añadidos, en general, no han dejado a muchas personas con la boca abierta. Quitando la reubicación de las bandas de las antenas y los nuevos colores en negros mate y brillante, el iPhone 7 no trae consigo nada ‘rompedor’ que suponga un cambio trascendental respecto a anteriores modelos (con la honrosa excepción, quizá, de la doble cámara del modelo Plus y la resistencia al agua).

Es por eso que muchos esperamos que en este 2017, año del décimo aniversario, Apple vuelva a demostrar al mundo su capacidad de innovación y liderazgo en un sector en el que los miles de dispositivos móviles similares comienzan a ser difíciles de distinguir unos de otros. Además, con la sombra en ciernes del Samsung Galaxy S8 que, según las filtraciones, apunta alto, los de Cupertino no pueden dejar pasar otro año con actualizaciones de bajo calado.


En este concepto, realizado por ConceptsiPhone, se nos presenta un iPhone 8 con unas dimensiones de pantalla ligeramente superiores a las del modelo Plus, gracias a que se han eliminado los marcos de la misma y se han introducido unas curvas en los laterales, parecidas a las que encontramos en los Samsung Galaxy Edge, pero no tan pronunciadas. Además, el cuerpo estaría realizado en cerámica -uno de los materiales en los que se encuentra la nueva versión de Apple Watch- y sus líneas generales serían más angulosas que los actuales modelos, recordando al iPhone 5-5s-5SE.

Lo que sí nos llama la atención los marcos superiores e inferiores conserven la proporciones actuales, puesto que se espera que sean más delgados, así como la presencia del botón de inicio, puesto que este podría ser el primer iPhone en integrar este sensor directamente en la pantalla. Todavía queda mucho para conocer cómo será el nuevo iPhone, pero va siendo hora de comenzar a hacer nuestras apuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada