¿Cuenta suspendida en WhatsApp? Descubre las causas y las solución habitual

WhatsApp, como todos los servicios, tienen una serie de condiciones de uso e incumplirlas puede traernos consecuencias a nosotros como usuarios. Una de estas consecuencias es que nuestra cuenta de WhatsApp termine suspendida y no podamos volver a acceder al servicio. ¿Qué ocurre cuando una cuenta es desactivada?, ¿Cuáles son las causas que pueden hacer que suspendan nuestra cuenta?, ¿Hay alguna solución posible si tenemos este problema?

Lo primero que debemos aclarar es que si nuestra cuenta ha sido suspendida es que seguramente hayamos abusado de alguna de los términos de servicio de la aplicación. Esto no quiere decir que lo hayamos hecho a mala fe, pero si es muy posible que el motivo sea este, aunque también es cierto que hay casos de cuentas deshabilitadas por error por parte de los responsables del servicio. Sea como sea, debemos estar tranquilos y armarnos de paciencia para intentar recuperar nuestra cuenta; algo posible en la mayoría de los casos.


¿Qué pasa cuando nos suspenden la cuenta de WhatsApp?


En algunas ocasiones WhatsApp nos mostrará un aviso de que nuestra cuenta ha sido suspendida del tipo “Tu número no está autorizado a usar nuestro servicio” y en otros no recibiremos ningún tipo de notificación.

Cuando nuestra cuenta en el servicio de mensajería cae en desgracia dejamos de tener acceso al mismo. Esto quiere decir que no podemos enviar ni recibir nuevos mensajes, ni a conversaciones privadas ni a grupos. Además, si nuestra cuenta está suspendida más de 72 horas dejaremos de aparecer en la lista de contactos de las personas que tienen nuestro número guardado en sus smartphones.

En resumen, no podremos utilizar ninguna de sus funciones desde el momento en el que nos bloquean la cuenta, aunque como decía antes por norma general esto tiene solución como veremos más abajo.
Motivos para que WhatsApp suspenda una cuenta

Igual que ocurre con cualquier otro servicio que utilicemos en nuestros smartphones u ordenadores, WhatsApp cuenta con unos términos de uso y en caso de que los responsables del servicio detecten que los estamos incumpliendo es cuando nuestra cuenta puede verse comprometida.


Los motivos más habituales para suspensiones es que nuestra cuenta:
  • Esté utilizando para enviar spam (como decíamos antes, esto puede ser no intencionado, por ejemplo si nuestro smartphone u ordenador en caso de utilizar la versión web del servicio está infectado con algún malware)
  • Esté molestando repetidamente a otros usuarios.
  • Esté enviando mensajes, utilice un texto de estado o foto de perfil que violen las condiciones del servicio: contenidos ilegales, obscenos, amenazas, manifestaciones de odio, racimos, xenofobia, etc…
  • Utilice sistemas automáticos no autorizados o apps de terceros como puede ser WhatsApp Plus.
  • Sea bloqueada por muchos usuarios diferentes en poco tiempo.
¿Qué hacer si nuestra cuenta de WhatsApp es suspendida?

En caso de que nuestra cuenta sea desactivada, podemos ponernos en contacto con WhatsApp y solicitar que nos la vuelvan a habilitar.
  • Para ello debemos enviar un correo electrónico a support@whatsapp.com aportando los siguientes datos:
  • Número de teléfono completo de nuestra cuenta (es decir, incluyendo el código del país con el siguiente formato: +XXYYYYYYYYY).
  • Marca y modelo del dispositivo en el que utilizamos la cuenta habitualmente.
  • Explicación de lo ocurrido.
Generalmente pasadas unas horas nos responderá y si no han visto un abuso premeditado o que seamos reincidentes quitarán la suspensión a nuestra cuenta y podremos volver a utilizarla. Además, si no han pasado las 72 horas que comentábamos más arriba, recibiremos los mensajes que nos hayan escrito en el tiempo en el que la cuenta estaba deshabilitada.

En caso de que no nos respondan rápido, podremos volver a insistir pasados unos días e intentar de nuevo explicar el caso y hacer ver que no actuamos con mala fe para que nos devuelvan la cuenta.

Si después de varios intentos no hemos conseguido recuperar la cuenta, lo más probable es que nunca lo hagamos y en este caso la única solución para poder seguir utilizando el servicio es empezar con otro número de teléfono y avisar a todos nuestros contactos del cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada