El iPhone 6S podría ser la mayor actualización de un iPhone de todos los tiempos.




El iPhone 6S, el cual se espera que sea presentado en septiembre, podría ser la mayor actualización en la historia del teléfono de la manzana mordida. Así lo afirma Ming-Chi Kuo, de KGI Securities, afirmando que el iPhone 6S (¿No iba a ser iPhone 7?) tendrá el doble de RAM que sus predecesores, un aumento importante en el procesador, mejor cámara, nuevos colores, pantalla de zafiro, carcasa reforzada, Touch ID mejorado y Force Touch. Prácticamente, lo único que se mantendría serían los dos tamaños. Ahí es nada.

En el apartado de la RAM, el informe de hoy afirma que el iPhone 6/6 Plus tendrá 2GB de RAM LPDDR4, cuando la memoria usada en los modelos actuales es de 1GB de RAM LPDDR3. La principal diferencia entre la DDR3 y la DDR4 está en el precio y en el hecho de que la más actual tiene una velocidad de reloj mucho mayor que la velocidad del modelo anterior.

También se sugiere que el iPhone 6S tendrá un procesador más potente, una cámara trasera de 12 megapixeles, un Touch ID mejorado para mayor seguridad en los pagos con Apple Pay y la misma tecnología Force Touch usada en el Apple Watch y el MacBook Retina, lo que contradice rumores anteriores que afirmaban que el Force Touch del próximo iPhone sería diferente, detectando este último area presionada y no presión aplicada.

El audio de los vídeos grabados con los anteriores iPhones fue algo de lo que muchos usuarios se han quejado y parece que Apple habría tomado buena nota de ello añadiendo un micrófono adicional cerca del altavoz para aumentar la calidad de las grabaciones.

En el diseño exterior, Apple intentaría evitar una reedición del “Bendgate” usando aluminio Series 7000 que es aproximadamente un 60% más resistente que el material usado en los iPhone actuales y que ya está presente en el Apple Watch. En el caso del reloj inteligente, parece que el aluminio Series 7000 se ralla incluso menos que el modelo de acero inoxidable.

Con respecto a los colores, y por eso decíamos que lo único que se mantenía era el tamaño de las pantallas, el iPhone 6S llegará también con el color Rose Gold (oro rosa), color que ya podemos ver en el Apple Watch y que o te gusta o no te gusta, pero no deja a nadie indiferente. Un color más destinado al público femenino. Y para aquellos que quieran un terminal con un mejor acabado, KGI sugiere que habrá una edición limitada de iPhone 6S que incluya pantalla de zafiro, algo que Apple ya había estado valorando y que serviría de una primera toma de contacto para un futuro iPhone con pantalla de zafiro en todos los modelos. Por el momento no sería posible la producción de tantos paneles delanteros de zafiro debido a los problemas de la empresa GT Advanced Technologies, compañía que tenía que ser la proveedora principal de este material y que cesó su actividad el pasado año.

Si esperabas un iPhone de 4”, este nuevo informe niega la existencia de un modelo más pequeño para este añodiciendo que se mantendrán las versiones de 4.7” y 5.5”. Muchos usuarios esperaban la llegada de un iPhone 6C con corazón de iPhone 6 y tamaño de iPhone 5s, pero parece que al final no va a ser así, aunque todo esto son noticias sin confirmar.

También se hace mención, aunque mínima, sobre el software que incluirá, asegurando que el iPhone 6S podrá ser controlado por gestos lo que, lógicamente, sólo será posible incluyendo alguna novedad que llegará con iOS 9.

KGI termina su informe diciendo que Apple planea empezar la producción en masa en el mes de agosto, predice unas ventas de 80-90 millones este año y se espera que el modelo normal vuelva a ser el preferido por encima del Plus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario