Por qué Apple SIM debería ser el futuro de la telefonía móvil

Una opinión sobre el planteamiento de la nueva Apple SIM incluida en la iPAd Air 2, y su gran potencial para el mercado de smartphones, que simplificaría todo.


Como un anuncio sutil y casi inadvertido, la creación de la nueva Apple SIM fue apenas destacada durante la vorágine de anuncios detonados por los chicos de Cupertino, en el marco de la presentación de iOS 8.1 y los nuevos modelos de sus tablets iPad. Sin embargo vale la pena detenerse un poco y reflexionar sobre este aditamento, que parte de una necesidad muy concreta, cuyo planteamiento resulta tan sencillo que es casi inexplicable por qué a nadie se le había ocurrido antes, y que tiene todo el potencial para convertirse en el futuro estándar para cualquier smartphone, sin importar su plataforma, un caso peculiar, si tomamos en cuenta que se trata de una función integrada en una tablet.

Más simple y directo


Daría mayor libertad y comodidad a los usuarios.La Apple SIM sin razón alguna no tuvo ni un momento de mención durante la presentación de la compañía, en vez de ello apareció discretamente en el sitio web de la nueva iPad Air 2, dentro del apartado de descripciones del modelo, en donde podemos observar que se trata de una tarjeta SIM preinstalada en la tablet, cuyo funcionamiento es prácticamente idéntico a las tradicionales que ya todos conocemos, pero con la pequeña gran diferencia de que al activar el dispositivo la Apple SIM nos permitirá elegir al momento una operadora de red, eliminando así de tajo todo el tedioso proceso de tener que adquirir forzosamente el dispositivo con algún distribuidor autorizado de la operadora que venda el modelo ya preconfigurado, o asistir directamente a centros de atención para hacer el registro correspondiente, permitiendo una mayor libertad a la hora de contratar el servicio que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Adiós roaming, hola operadoras locales.La Apple SIM funcionará de momento sólo en Estados Unidos y Reino Unido, pero el potencial de esta creación resulta verdaderamente interesante si lo trasladamos al mercado de los smartphones, ya que constituye un nuevo modelo que simplificaría el proceso de adquisición de un terminal, dotando de mayor libertad (y comodidad) a los usuarios. Bastaría con adquirir el teléfono liberado de fábrica, con la tarjeta SIM especial, limpio de todo ese software basura que las operadoras agregan, para simplemente encenderlo y elegir la compañía acorde con nuestro perfil y gusto. Incluso en escenarios más especiales, si salimos del país con nuestro teléfono inteligente con esta clase de tarjeta sería posible registrarlo en automático con algún operador local para eliminar cualquier gasto de itinerancia de datos y roaming.

Apple fue el primero en salir con esta idea, pero resultaría perfectamente aplicable para Android, Windows Phone y prácticamente cualquier plataforma móvil del mercado, se trata de algo factible a mediano plazo, que no suena tan lejano. El planteamiento de la Apple SIM tiene todo el potencial para convertirse en el futuro de la telefonía móvil, sirviendo al menos como el puente al punto donde una tarjeta SIM ya no sea indispensable para gozar de servicios de telefonía ceullar, sólo el tiempo nos mostrará si lo que busca la Apple SIM llega a mostrarse como cierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada