5 buenas razones para NO hacer el jailbreak a iPhone



Es más que probable que nuestros lectores más asiduos hayan ya visto nuestro artículo de esta semana 5 buenas razones para hacer el jailbreak a iPhone. Sin embargo, en aquel momento, os prometí uno más justo especificando los contras de llevar a cabo la operación de desbloqueo de todo lo que Apple por defecto nos oculta. Así que como siempre digo que lo prometido es deuda, hoy os traigo justo el razonamiento contrario en 5 buenas razones para NO hacer el jailbreak a iPhone.

Lo cierto es que puede que para muchos lectores sea realmente contradictorio defender por un lado, y contrariar por el otro al jailbreak. Sin embargo, tengo que decir que en el caso del desbloqueo de fábrica, como cualquier otro proceso que llevemos a cabo en el terminal, hay pros y contras. Decidirse luego por llevarlo a cabo o no, es algo que cada usuario debe valorar de forma personal según el uso que le vaya a dar al teléfono. Así que ahora que ya conoces las ventajas del jailbreak, y con las desventajas que te presentamos a continuación, está en tu mano tomar la decisión.

5 buenas razones para NO hacer el jailbreak a iPhone

Estabilidad: está claro que el jailbreak ha mejorado a lo largo del tiempo. De hecho, sus últimas versiones son en sí mismas mucho más estables que las primeras, que daban varios errores y convertían al iPhone al que se le hacía el proceso, en un dispositivo menos fiable que el original. A día de hoy, el jailbreak en sí mismo no hace que el terminal pierda esta característica. Sin embargo los tweaks que instalamos vía Cydia si que pueden comprometernos en este asunto. Cuanto más compleja es la modificación que se hace, más riesgo de que haya inestabilidad.

Actualizaciones iOS: el problema de las actualizaciones de iOS cuando tenemos jailbreak es que no podemos instalarlas de forma directa. Si lo hiciésemos perderíamos el jailbreak en nuestro terminal. Así, cada vez que Apple lanza algo nuevo, antes de instalar la nueva versión hay que asegurarse de que es compatible. Luego tocará hacer un backup de los datos, instalarla y empezar con el proceso de cero.

Garantía: es la eterna pregunta sobre el tema. ¿Pierde la garantía un dispositivo Apple al que se le ha hecho el jailbreak? La respuesta es única y con mayúsculas; SÍ. Sin embargo, teniendo en cuenta que lo puedes desinstalar en cualquier momento sin dejar rastro, en caso de que tu teléfono tuviese algún problema y hubiera que llevarlo al servicio técnico oficial, tan solo tendrías que hacer una copia de seguridad de los datos, eliminar el jailbreak y olvidarte de complicaciones. Porque sin él, tu dispositivo si que está cubierto.

Seguridad: justamente lo que fue uno de los pros que mencione en el artículo de las 5 buenas razones para hacer el jailbreak a iPhone. Aunque resulte contradictorio, resulta que en realidad los tweaks que nos aportan mayor seguridad o nos permiten añadir funciones que hacen a iPhone más seguro, también se instalan partiendo de un bug del sistema operativo de Apple. Una vez abierto dicho exploit al instalar jailbreak también podríamos tener más riesgos. Para entendernos, por ejemplo, es más fácil robarte datos si te conectas en la misma WiFi de un terminal con jailbreak, que con uno sin él.

Preocupaciones: aunque es cierto que es Apple la que toma todas las decisiones de su App Store, y a veces, no convienen a los usuarios. Ese concepto de Cydia de menos reglas que tanto nos gusta puede ser también su propio enemigo. Instalar un paquete de datos que en realidad es malicioso, o descargarse un tweak que acaba por colar virus en nuestro iPhone es algo más que casual. Lógicamente, si prestamos la máxima atención no tendría porque pasar. Pero el riesgo, frente a un dispositivo sin jailbreak aumenta.

Como ves, el jailbreak tiene ventajas y desventajas. Aunque yo soy de las que cree que aportan a los dispositivos de Apple un mundo de posibilidades, es cierto que dependiendo del usuario puede que no le compensen. Y ahora es tu turno de opinar. ¿Jailbreak sí, o no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario