7 años de liderazgo, 7 años de iPhone

Hoy, 9 de enero de 2014, se cumple el séptimo aniversario del iPhone, el móvil de la compañía de Cupertino que cambió tanto la industria tecnológica como la vida de todas las personas del mundo.



9 de enero de 2007, Moscone West (San Francisco). El ya difunto Steve Jobs se subía al escenario para conducir unakeynote muy especial para la historia de su compañía. Probablemente mucho más importante y trascendental de lo que él mismo creía en ese momento. Y es que Jobs y todo el equipo de Apple, tras años de trabajo, iban a dar aquel día el último paso hacia una nueva era que cambiaría toda la industria tecnológica y las vidas de las personas para siempre. Ese día, Steve Jobs presentó oficialmente el iPhone, el móvil que lo cambiaría todo para siempre.

De ese día hace ya 7 años, 7 años de innovación, 7 años de referencia en la industria y 7 años del comienzo de una nueva era. Puede o no gustarte el iPhone, pero, como el propio Steve Jobs pronunció en el anuncio de Think Different, "lo único que no puedes hacer es ignorarlo, porque cambian cosas. Ellos empujan a la raza humana hacia delante". Y el iPhone, a pesar de ser un simple objeto, encaja a la perfección con esa frase, especialmente en sus primeros años de vida.



Si comparamos la vida pre-iPhone con la vida post-iPhone, veremos cómo ha cambiado todo tan radicalmente. Hace 8 años, los smartphones estaban limitados a personas de negocios que necesitaban llevar el correo electrónico y tener acceso a internet en todo momento. La gente normal, mientras tanto, llevaba un simple móvil, sin acceso a internet y que, con mucha suerte, incorporaba algún juego tipo Snake.

Con su magnífica pantalla táctil, su sólido sistema operativo, su sencilla interfaz y su gran capacidad de procesamiento, el iPhone cambió a ambos grupos de personas. A las personas de negocios, Apple brindó la posibilidad de hacer mucho más desde su smartphone, en lugar de solo gestionar el correo electrónico y navegar por internet. Al mismo tiempo, Apple acercó los smartphones y todas sus posibilidades a la gente normal, que seguían estancadas con móviles básicos. Justo lo mismo que hizo unos 25 años antes con el Macintosh y los ordenadores personales, en los que nadie creía en aquel momento (nadie pensaba que las personas normales necesitaran ordenadores).

Como consecuencia de ese cambio de hábitos y de necesidades que provocó el iPhone, el resto de fabricantes reaccionaron y comenzaron a ofrecer soluciones que se le acercaran. Pero, como bien dijo Steve Jobs en la presentación del iPhone en 2007, "estaba al menos 5 años por delante de sus competidores", por lo que les iba a costar mucho alcanzar el nivel que el teléfono de Apple tenía en aquel momento. De hecho, esa predicción de 5 años fue totalmente acertada, pues no fue hasta 2011-2012 cuando Android, el sistema operativo de Google, logró situarse a la par de iOS y del iPhone. Hasta ese momento, el iPhone era el líder indiscutible y miraba a la competencia muy de lejos.

Pero, como he dicho, con la llegada del 2011-2012, Android y toda la gama de dispositivos que funcionan bajo este sistema operativo comenzaron a situarse a la par (aproximadamente) de iOS y el iPhone. De hecho, en algunos aspectos ya han sobrepasado al terminal de Apple. Pero eso no impide que el iPhone sigue siendo un smartphone de referencia, al que muchos fabricantes miran para crear sus propios productos, y, sin lugar a dudas, uno de los dispositivos que marcan una gran parte de las tendencias y las pautas del mercado actual. Y probablemente, así seguirá siendo durante muchos más años.

¡Feliz cumpleaños, iPhone!

No hay comentarios:

Publicar un comentario