Vender aplicaciones para Android supone un mayor riesgo que para iOS

Podemos llamarlo de mil maneras diferentes: hackeo, crackeo… Pero, en definitiva, la gran mayoría de usuarios lo conocemos como “piratería”, un término que se utiliza desde hace muchos años atrás en la tecnología. En cuanto a los dos sistemas operativos móviles líderes en el mercado global, la situación es bien diferente en este sentido. En esta nueva publicación, os acercamos datos acerca de las descargas ilegales de aplicaciones -aplicaciones de pago descargadas evitando ilegalmente el pago- y otros datos muy interesantes.El código de Android y de iOS, que a fin de cuentas es lo que “manda” en este asunto, es bien diferente. Por eso, también las cifras relacionadas con la piratería de aplicaciones en uno y en otro se distancian por completo. En función de la fuente que escojamos podremos encontrar variaciones en las cifras, pero a fin de cuentas la idea base es la misma, y es que existe un mayor riesgo para los vendedores de aplicaciones de Android que para estos mismos en iOS.

Muchas más apps de Android que de iOS son hackeadas

Tal y como podréis observar en la gráfica que acompaña a esta noticia, el sistema operativo móvil Android y sus aplicaciones parecen ser más vulnerables al “hack” que las de iOS. Y es que, tomando una lista de las cien aplicaciones más populares de cada sistema operativo móvil, nos encontramos con que el cien por cien de las mismas son hackeadas en Android. Sin embargo, sólo el 56 % son hackeadas en el sistema operativo móvil de Apple, iOS.




Esto quiere decir que la piratería es mucho mayor en el SO de Google que en el de Apple. Aunque, claro, también es importante estudiar con cierto detalle los motivos de estas ampliamente diferenciadas cifras.
Android es más “abierto” y tiene más usuarios que iOS

Por una parte, el sistema operativo móvil de Google tiene más puertas abiertas que permiten la instalación de aplicaciones de terceras fuentes. Además, para instalar aplicaciones “piratas” en iOS lo tenemos algo más complicado, puesto que tenemos que “piratear” anteriormente el propio sistema operativo, lo cual ya es una primera barrera que proporciona mayor seguridad. Por otra parte, Android cuenta con una más elevada cifra de usuarios, lo cual lleva a personas malintencionadas a dar lugar a este tipo de prácticas delictivas que, evidentemente, reportan beneficios por vías cuestionables. Aunque, ¿es esto todo lo que causa tan grandes diferencias? Sea cual sea la respuesta, es importante que Google y Apple aumenten la seguridad que pueden ofrecer a los desarrolladores y vendedores de aplicaciones que, al final, son los que peor salen de este tipo de situaciones tan desagradables para la industria.



Fuente: Arxan

No hay comentarios:

Publicar un comentario