El sistema Touch ID del iPhone 5S no reconocerá dedos “amputados”

Apple nos “sorprendía” con el iPhone 5S a incluir en éste un sensor de huellas dactilares denominado Touch ID. Estesensor biométrico servirá para desbloquear el teléfono y autentificar la identidad del usuario en diversas funciones como pagos con el móvil. ¿Habrá ladrones dispuestos a cortar el dedo de la víctima para hacerse con el dispositivo, su información y resto de ventajas? Los expertos dicen que no servirá de nada.

El robo de smartphones se ha convertido en una práctica muy extendida. De hecho, el mercado ilegal de estos dispositivos electrónicos se ha disparado. Por este motivo los fabricantes buscan soluciones de seguridad que disuadir a los cacos. La alternativa más aceptada hasta ahora había sido un software capaz de detectar mediante GPS y triangulación de redes WiFi y GSM y, a su vez, capaz de resetear e inutilizar el dispositivo. Sin embargo, la tecnología pone a nuestro alcance nuevos métodos.

Desde hace tiempo se baraja la posibilidad de incluir los sensores de huellas digitales como sistema de seguridad en los smartphones. De hecho, Motorola ya lo hizo en uno de sus modelos Atrix. No ha sido hasta la llegada del iPhone 5S cuando este sensor tendrá la repercusión necesaria para ser conocido, aunque detrás de éste lleguen otros como el HTC One Max.

¿Qué funciones desarrollara?

Touch ID será un sensor biométrico que Apple, por ahora, usará para desbloquear el iPhone 5S y autentificar la cuenta del propietario en iTunes. De este modo se facilita tanto el desbloqueo de la pantalla del modelo como el pago de aplicaciones, música y películas, pero habrá más utilidades en el futuro.


Seguridad

¿Es tan seguro como parece? La identificación de la huella dactilar sí parece un método más serio que elreconocimiento facial desarrollado en Android. También es sumamente cómodo, mucho más que el patrón de seguridad y PIN. Sin embargo, historias como las de un robo de un Mercedes Clase S en Malasia donde al propietario le cortaron el dedo para arrancar y llevarse el coche (disponía de un sistema de seguridad específico (reconocimiento de huella dactilar)) hace que muchos se planteen qué riesgos para su integridad física puede suponer el iPhone 5S.

Para disipar todas las dudas al respecto, el director de una empresa puntera en el sector dedicada a los sistemas de detección por biometría ha desbaratado cualquier teoría conspiratoria al respecto. Según Sebastien Taveau, el sensor Touch ID del iPhone 5S no funcionará al colocar un dedo amputado ya que la frecuencia que se usa en el escaneo también detecta las capas inferiores de la piel y éstas no disponen de las “propiedades” iniciales, cuando el dedo forma parte del organismo, algo que el sensor es capaz de detectar. Suponemos que con esto se refiere al riego sanguíneo y otros factores biológicos que, por otra parte, no explican. De un modo u otro, con la explicación de este experto debería haber cierta tranquilidad al respecto. Y es que tal vez en los países “ricos” no sea tan preocupante, pero en los que se encuentran en vías de desarrollo, donde un equipo de las características del iPhone 5S es tan valioso, cortar un dedo a la víctima para hacerlo funcionar tal vez no es una idea tan descabellada para los interesados en este preocupante negocio. ¿Conseguirá frenar esta medida de Apple los robos de teléfonos de alta gama?

No hay comentarios:

Publicar un comentario