Apple no se cierra a desarrollar aplicaciones para Android, según Tim Cook


En la conferencia que tuvo lugar anoche de All Things Digital, Tim Cook pronunció unas palabras cuanto menos sorprendentes. Más allá de rumores, se consiguieron frases contundentes y con un contenido significativo. Incluso que son capaces de poner en entredicho la consideración que teníamos de las restrictivas políticas de Apple. Cuando fue preguntado por la posibilidad de que Apple desarrolle aplicaciones para Android, la respuesta de Cook fue una sorpresa para todos: "No estamos cerrados a desarrollar aplicaciones de Apple para Android en algún punto". Se cuestiona así la postura clásica de Apple, de desarrollar únicamente para sus productos, con honrosas excepciones como iTunes, y por una cuestión de mercado.

¿Significa esto que veremos pronto una aplicación de Apple en Google Play? Ni mucho menos. No es que Cook haya prometido aplicaciones de Apple para Android, pero sí se ha referido a que en algún momento en el que tenga sentido, podría ser viable esta posibilidad. Una imagen muy diferente sin duda a la que había hace un par de años. Por un lado, el carácter férreo y frío de Steve Jobs, que únicamente mencionaba a Android para decir 'dejen de copiarnos' y jurarles una guerra 'termonuclear' hasta que desapareciese el sistema operativo móvil de Google; que ahora ha dejado paso al carácter más tibio y conciliador de Cook. Por otro lado, el crecimiento de Android, quien especialmente desde que se presentara Ice Cream Sandwich ha continuado el camino hacia la maduración como sistema operativo, y Google consigue seguir afinándolo en cada nueva actualización.


Imagen: Jesus Belzunce (Flickr)

Tal y como avanza el mercado, tiene sentido no cerrarse a Android. Es el sistema que acapara cuota de mercado y sigue haciéndolo a pasos agigantados, y cada vez parece más complicado que Apple consiga el 'ecosistema absoluto'. Un smartphone, una tablet, o incluso un smartwatch, deberán aprender a convivir con iPhone, iPad, iPod o Mac. Y por tanto, poder usar iCloud, la base de la sincronización en productos Apple, o quién sabe si compatibles con servicios como iTunes, iTunes Match, o el -aún posible- servicio de música en streaming del que tanto se ha rumoreado.

Veremos qué nos dejan estas palabras de Cook, pero ciertamente, seguir eternamente cerrados por completo parece suponer pegarse un tiro en el pie y esquivar una posibilidad de crecimiento por no querer pagar un precio demasiado bajo. Android ya no es un competidor nimio y feo, es un gigante que sigue creciendo y perfeccionándose desde un paradigma distinto al de iOS. Las aplicaciones de Apple para Android ya no son una quimera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario