La pantalla del nuevo iPhone cubrirá casi todo su frontal

Un montaje que imagina el nuevo iPhone Marek Weidlich

Según Bloomberg, se confirma la pantalla semicurva que ocupa todo el frontal y un diseño que recuerda al iPhone 4 en ciertos detalles

Pese a que el botón de Home estará bajo la pantalla, está por ver si pueden hacer lo mismo con el lector de huellas dactilares

Que Apple trabaja en un nuevo iPhone no es noticia, que para algo es su producto más importante y el que sostiene su negocio a nivel global. Sin embargo, que una publicación tan importante como Bloomberg se haya hecho con información sobre el dispositivo y confirme muchos de los rumores publicados durante los últimos meses sí es relevante.

Su nombre sigue en el aire y podría ser un iPhone 8, un iPhone 10º aniversario o un iPhone X, pero ya está claro que la pantalla será OLED (fabricada por Samsung), ocupará casi todo el frontal del teléfono, integrará el botón home mediante software (como hace el Galaxy S8), tendrá ligeras curvas en los laterales del cristal que la recubre y estará rodeada por un cuerpo de acero inoxidable, lo que recuerda ligeramente al diseño del iPhone 4.

Hay muchos detalles en el aire, como si el sensor de huellas dactilares se podrá integrar bajo la pantalla. Samsung intentó hacerlo, pero se rindió finalmente para dejarlo en la parte trasera. Sobre la cámara

Apple ha encontrado muchas dificultades para cerrar el diseño, no sólo por esta característica, sino también por la obtención de materiales para construirlo. Por ello, el lanzamiento del dispositivo se retrasará entre uno y dos meses y no estará disponible directamente en septiembre, cuando lo presentará en su habitual evento anual ante la prensa.

Por otro lado, se confirma que el nuevo iPhone será un modelo premium más caro que vendrá acompañado de dos modelos más básicos y que son meras versiones actualizadas. Estos iPhone 7S y 7S Plus contarán con una pantalla LCD, como las actuales, y algunas novedades aún por confirmar, si bien serán más potentes que sus predecesores de nombre casi idéntico.

El desarrollo del nuevo teléfono ha sido complicado por el cambio de componentes y por su disponibilidad, pero también por los retos impuestos por las fechas. Al tratarse del décimo aniversario del móvil, Apple ha querido dar un salto importante hacia delante tras varios años recibiendo críticas por lo continuista de su diseño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario