¿Te comprarías un iPhone para poder tener un Apple Watch?


El Apple Watch se posiciona desde el momento de su presentación allá por septiembre como un objeto de deseo. No sólo por ser el primer dispositivo de estas características que lanza la compañía de la manzana, sino también por ser uno de los mejores smartwatches hasta la fecha, al menos en cuanto a diseño.

Con esto no quiero decir que no haya relojes inteligentes muy buenos en la competencia y en el panorama Android en general. Antes de que se me lancen al cuello los fanáticos de Pebble, reconozco que ese también es un grandísimo reloj y con algunas característica que ya le gustaría tener al Apple Watch (como su autonomía).

Pero, aunque hay muchos modelos de smartwatches, ninguno es comparable al Apple Watch. No es tanto por sus especificaciones, que podrán gustar más o menos, sino por lo que representa, lo que es y por la calidad de los materiales en los que está construido. Es por eso por lo que muchas personas desearán tener uno en su muñeca y disfrutar de este producto.

Esto nos lleva a la pregunta que planteo en el título del artículo: ¿es posible que alguien decida comprarse un iPhone sólo por poder tener también el Apple Watch? Entiendo que es algo que a mucha gente puede parecerle ilógico y carente de sentido, pero para mí tiene todo el sentido del mundo. El Apple Watch tiene los suficientes añadidos (sincronización, mismo ecosistema, Apple Pay, Salud y un largo etcétera) como para ser determinante a la hora de elegir una plataforma u otra.

Es obvio que los amantes incondicionales de Android no van a cambiarse de plataforma por un reloj, pero estoy seguro de que sí hay personas que buscan exactamente lo que les ofrece el Apple Watch y que en Android u otras plataformas no pueden encontrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada