iOS 7 [A primera vista]




Steve Jobs siempre hacía gala de la magia que tenían los dispositivos de Apple, esa magia que te hacía sentir como si el teléfono fuera una pierna más o un brazo más en tu cuerpo. Personalmente siempre tuve esa sensación, de hecho eso permitía que la curva de aprendizaje del teléfono fuera exponencial y que hasta un niño de temprana edad pudiera ocupar un dispositivo de iOS.

En esta nueva entrega de iOS 7 aquella magia se pierde. Lejos de ser una interfaz que te invite a interactuar con ella, es una interfaz que te invita a dejar de usar el teléfono lo antes posible para guardarlo en tu bolsillo y no tener que sacarlo hasta que recibas una llamada o te veas en la necesidad de realizar una.

Con esta nueva actualización el teléfono no solo pierde sobriedad por sus evidentes iconos planos rediseñados con tonos pasteles, sino que también pierde funcionalidad en lo que usabilidad se refiere. Esto es muy pero muy peligroso para los planes que tiene Apple. Recordemos que el publico Business es un segmento que migró a de BlackBerry a iPhone principalmente porque Apple mostró una apuesta funcional y estéticamente discreta, cosa que con iOS 7 culmina con una explosión de color e inconsistencias a diestra y siniestra.

La pantalla de inicio


Apenas sacas de Standby el teléfono lo primero que tienes es la pantalla de inicio, una pantalla que tarda en aparecer principalmente por el efecto fade-in. Esto de entrada supone una pérdida en cuando a funcionalidad pues me ha pasado en varias ocasiones que presiono el botón dos veces al pensar que el teléfono no se encendió. Por supuesto, esto puede ser achacable a su estado beta, pero es un indicador de cómo se vienen las cosas en el futuro.

A diferencia del resto de las entregas de iOS, puedes salir de la pantalla de desbloqueo moviendo el dedo tanto a la izquierda como a la derecha, muy similar a “Para desbloquear mueve el tapiz” ¿Les suena?… ¿Aló, TouchWiz?

Puedes acceder tanto a Control Center como al Notification Center sin desbloquear el teléfono.

Control Center



Es una extensión de lo que es el Notification Center. Tienes diferentes atajos para habilitar o deshabilitar funciones del teléfono, ahorrándose una gran cantidad de tiempo buscando cómo hacerlo al interior del menú.

Notification Center


A diferencia del centro de notificaciones de iOS, ahora tienes una vista previa del calendario, el tiempo y la bolsa. Lamentablemente esto no es tan funcional como en iOS 6, puesto que en iOS 7 te vez obligado a leer una cantidad no menor de texto antes de enterarte de lo que realmente deseas. Si tardaba 1 segundo en ver el tiempo, en iOS 6, ahora en iOS 7 me demoro un resto más; no es dramático, pero desesperará a quienes tengan agendas muy ocupadas.

La visión de la bolsa ahora lejos de verse estéticamente bonita, estorba. Lo anterior porque la bolsa ahora no está en una marquesina, sino que se despliega completamente en modo vertical, por lo tanto te obliga a hacer más scroll si es que existe algún otro módulo debajo de ella.

Finalmente mencionar que existen diferentes pestañas para ver llamadas perdidas, mensajes y un largo etcétera de cosas que los desarrolladores podrán integrar.

Multitasking

Creo que es una de las cosas que rescato de iOS 7.

Sin duda es un excelente replanteamiento del multitasking. Se parece un poco al de WebOS y Windows Phone, sólo un poco (sarcasmo nivel: +8000). Realmente no sé que impacto tenga este nuevo multitasking en la batería, que era uno de los motivos por los que esto no se había integrado anteriormente.

iRadio


Gracias Apple. Con mi pobreza franciscana tras comprar tu equipo me resultaba imposible pagar una suscripción a Spotify para tener acceso a la Radio con saltos ilimitados, por lo que iRadio se plantea como una excelente alternativa. Además puedes escuchar emisoras que tienen exitazos de ayer y siempre, incluyendo “Trending on Twitter”.

Con iRadio de todas maneras se estimularán aún más las ventas mediante iTunes, puesto que en la vista de reproducción tienes el botón para comprar un toque la canción.

Vale señalar no puedes retroceder, solamente puedes avanzar para saltar la pista.

Esto no está para nada mal.

Fotos


En esta entrega, las fotos serán organizadas mediante “Momentos” y serán mostrados al usuarios cronológicamente. Estos momentos se incluyen dentro de “Colecciones” las cuales usan un criterio de geolocalización para ser fijadas y estas “Colecciones” se archivan dentro de “Años”.

Otra pequeña y significativa mejora es poder compartir videos en Fotos en Streaming, esto es escencialmente últil cuando tienes streams compartidos con tus amigos. Hubiese sido realmente últil hace un par de meses cuando quise compartir un video de un amigo contando chistes mientras estaba ebrio.

Cámara

La aplicación de la cámara supone un cambio importante, ahora es mucho más complicada de usar.

El visor ahora es mucho más pequeño, no es a pantalla completa como antes (excepto en el modo video). Sin embargo supone algunas “innovaciones” luego de agregar en un menú a modo de carrusel, la seleccción de los modos “Video”, “Photo”, “Square” y “Pano”. El problema con aquel carrusel es que está cerca del botón de disparo, por lo que me he tomado varias fotos sin querer.

Safari


Safari supuso un gran cambio con respecto a la versión anterior. En este caso, se parece más al la interfaz de Windows Phone. Ahora ya no existe una opción para activar el modo a pantalla completa puesto que esto es así por defecto. De hecho, los botones de la barra inferior desaparecer apenas desplazas una página.

Existe opciones para compartir las cuales están mucho mejor organizadas y más a la mano. También supone una mejora las vista de las pestañas al más puro estilo “Aero de Windows Vista” (ya, si sé que con Beryl se pudo hacer como mil años antes). Es digno de destacar que en el modo de visualización de las pestañas, se puede acceder al botón de navegación privada

Calendario


Supone uno de los grandes cambios a nivel gráfico con respecto a la versión anterior, no obstante esta debe ser una de las pocas aplicaciones que adquiere un mayor grado de funcionalidad. La vista de los eventos efectivamente es más clara así como la navegación por los días y meses.

Tiempo


Creo —según mi punto de vista— que es la aplicación más bonita tras el huracán del rediseño. Me recuerda un poco a una interfaz que desarrolló HTC hace algunos años pero no logro dar con el nombre. Posee animaciones y creo que es la única aplicación que ganó algo de skeumorfismo.

Reloj, Notas, y otros


Honestamente creo que no vale la pena hablar de aquellos sin mayor relevancia y de los cuales ustedes pueden hacerse una idea con tan solo revisar las fotos.

Mensajes / Mail


Al redactar los mensajes uno puede apreciar el cambio que recibió el teclado en cuanto a diseño. No lo he probado extensamente como para decir si tiene algún problema de funcionalidad. La vista de los mensajes es más limpia y efectivamente los globos de textos resltan más. La interfaz está hecha prácticamente en tonalidades de la escala de grises sumado a un azul que en HTML sería como un #0066CC.

Siri


Una de las grandes cosas de Siri es la posibilidad de encender aplicaciones, así como tambien manejar aspectos externos como la radio Wi-Fi, Bluetooth y otros elementos. Otro aspecto interesante es la bisexualidad — o también podría ser travestismo – de Siri, ya que lo puedes usar tanto con voz masculina como femenina y mantendrá su carácter. Por cierto, por ahora eso no está en español.

App Store


La App Store también recibió un lavado de cara, sin embargo eso ya dará para otro post.

La Interfaz a grandes rasgos


Observar las pelotitas de indicadoras de señal

La interfaz de iOS 7 supone un importante cambio con respecto a las versiones que hemos visto anteriormente, comprende un rediseño casi total de interfaz, mas no de concepto llegando a tomar elementos que estuvieron incluso presentes en las primeras ideas de iPad y iPhone antes del 2007. Muy bien podrán recordar algunas imágenes de los prototipos de iPhone y iPad cuyo concepto externo había sido completamente diseñado por Jonathan Ive y quien además se atrevió a dibujar la interfaz que estaría presente en aquellos moldes: sin duda, lo que vemos hoy es lo que Jonathan Ive ideó antes del 2007, cuando el iPhone era tan solo un dibujo.

Si bien estamos ante la beta 1 de iOS, es de esperar que las cosas no cambien demasiado hasta la beta 6 o 7 y finalmente hasta la Golden Master (versión final), por lo tanto la posibilidad de que la interfaz mejore o de que existan cambios sustanciales es casi nula. Lo único que podríamos ver son mejoras a nivel de rendimiento y eliminación de bugs. Tenemos que –tarde o temprano– acostumbrarnos a iOS 7 y sus iconos “chillones” que no es del agrado de muchos.



Hoy llevé mi equipo para la universidad y los comentarios como: “Qué feo”, “…es como de niños”, no se hicieron esperar, creo no conocer a nadie que en este momento esté relativamente satisfecho con el cambio de interfaz, de hecho una compañera desesperadamente me dijo: “Oye, ¿Yo me puedo quedar con iOS 6 por siempre?”.

De hecho, es lo que quisiera ahora tras saber cómo luce el futuro.

Es de esperar que Apple mejore problemas que pueden obligar a las personas a usar opciones de accesibilidad siendo que no las debiesen usar. Me explico: Hay letras demasiado pequeñas e iconos con contraste insuficiente que pueden provocar problemas de visualización a las personas que anteriormente elogiaban que iOS tenía una “accesibilidad basal”, además supone un obstáculo para aquellas personas que poseen problemas de motricidad fina.

Apple se vanagloria de su accesibilidad, y hasta en alguna presentación anterior se mostró el caso de niños con problemas motrices que podían usar sin mayores dificultades iOS. Creo que para ellos hoy en día sería imposible marcar desde un iPhone luego de ver el nuevo teclado con teclas encerradas en círculos, o reconocer links en lugares donde ya no existe más un botón virtual que lo indique.

Como usuario – y declarado fan de Apple — realmente me siento decepcionado, creo que las ideas eran realmente muy buenas, pero lamentablemente no supieron aterrizarlas a una interfaz que hiciera sentido. Creo que lo que hacía realmente al iPhone distinto de los demás ya no está, porque yace debajo de un mar plano lleno de colores y cosas que no lucen coherentes.

Es como si mataran algo, con alma y todo incluido.

Y no soy el único que piensa y añora que en Apple se replanteen la situación actual, vean las reacciones, sepan que la posibilidad de echar marcha atrás todavía existe, y que al final “el cliente siempre tiene la razón”. No sería la primera vez, pues las versiones más antiguas de OS X traían muchos problemas, y la voz del usuario se hizo presente de forma consistente, propiciando las mejoras que fueron implementadas en un tiempo prudente y preciso.

Por mucho que cueste creer, estoy pensando seriamente cambiar de plataforma tras este anuncio. La disposición existe, pero lo único que me privaría de mudarme es algo tan sencillo como iCloud y sus servicios… Son bienes intangibles que ya me acostumbré a usar, y que hoy son lo único que me ata a una empresa que se perdió en un mar plano de colores.

Esto no lo vi venir…

No hay comentarios:

Publicar un comentario