La cadena de suministros dice que fabricar los productos de Apple en EEUU es inviable

Cadena de suministros de Apple

A principios de año, Donald Trump hizo unas declaraciones en las que aseguraba que obligaría a Apple a fabricar “sus malditos ordenadores” en los Estados Unidos. El problema es que ya en su momento pocos nos creíamos que fuera a cumplir su amenaza por varias razones, una de ellas que los de Cupertino no podrían conseguir tantos beneficios si fabricaran sus dispositivos fuera de China. Ahora ha sido la cadena de suministros de Apple quien ha dicho que esta idea sería poco práctica.

Pero antes de la cadena de suministros china, el CEO de Apple, Tim Cook ya dijo que la habilidad vocacional para fabricar los productos de la manzana no existe en Estados Unidos y que sus proveedores ya se han hecho a la idea de trabajar para cumplir con el reto de entregar tantos dispositivos de tanta calidad. Además, que Apple intentara satisfacer los deseos de Trump no significaría que ello creara puestos de trabajo en el país norteamericano, todo según Cook.

La cadena de suministros china coincide con Tim Cook: fabricar productos Apple en Estados Unidos sería poco práctico

En un principio, Apple fabricaría sus productos en China para ahorrar dinero, pero un informe aseguró que fabricalos en los Estados Unidos no sería mucho más caro, añadiendo 30-40$ al precio del iPhone. Personalmente, la afirmación de que “no sería mucho más caro” me provoca cierta gracia por las siguientes cuestiones: ¿quién se haría cargo de ese coste? ¿Los usuarios?

En cualquier caso, desde el momento en el que Donald Trump dio su discurso una vez ganar las elecciones, todos empezamos a entender que el famoso magnate se interpretó a sí mismo para llegar a la Casa Blanca, pero que mucho de lo que prometió no se hará realidad. Un ejemplo es el de deportar a muchos Mexicanos, lo que más tarde cambió a deportar sólo a algunos con antecedentes penales. Sea como fuere, yo sólo espero que no seamos los usuarios los que acabemos pagando los platos rotos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada