AirPods, un vistazo más cercano a los nuevos auriculares inalámbricos de Apple

AirPods

Fue uno de los momentos importantes de la keynote de ayer. Presentados en el apartado Wireless del iPhone 7, Phil Schiller hizo oficial la llegada de los AirPods, unos nuevos auriculares que reciben el nombre de ser unos auriculares que funcionan en el aire, es decir, sin cables. Lo que vimos en un principio, un diseño casi exacto al de los EarPods, no nos dejaba imaginar toda la innovación que hay dentro de estos auriculares.

Entre lo que me parece más curioso e interesante de los nuevos auriculares de Apple es su caja. Los EarPods ya llegaron en una caja que nos permitía guardar los auriculares sin el problema de los nudos en los cables. La caja de los AirPods no puede tener como finalidad que los cables no se enreden, puesto que no tienen, si no que sirve para otras cosas y lo más evidente es poder transportarlos sin que se pierdan. Pero esta caja de transporte hace mucho más.

Los AirPods se cargan en su propia caja de transporte


La caja también tiene su propia batería que puede cargar a su vez los AirPods. Apple asegura que podemos dejar los auriculares en su caja durante 15 minutos para disfrutar de 3 horas de música. No está mal, ¿no? Por otra parte, una vez configurados y como podéis ver en la imagen anterior, nada más abramos la tapa de la caja de los AirPods nuestro dispositivo conectado lo detectará y podremos empezar a escuchar música.

“Creemos en un futuro inalámbrico”, Jony Ive

Creemos en un futuro inalámbrico. Un futuro en el que todos tus dispositivos se conectan de manera intuitiva. Esta creencia dirigió el diseño de los nuevos AirPods inalámbricos.
Los nuevos AirPods son posibles gracias al nuevo chip W1. Según Jony Ive, es el “primero de su clase en producir inteligencia y reproducción de alta eficiencia, al mismo tiempo que entrega una conexión consistente y fiable“. El W1 también hace posible que los sensores infrarrojos detecten cuándo nos ponemos cada AirPod y que sólo se pongan en marcha cuando los tenemos puestos, consiguiendo así un pequeño ahorro de energía extra.

El W1 también le permite a los AirPods ser capaces de reconocer qué dispositivo estamos usando para dejar de reproducir lo de uno para reproducir lo del otro. No podemos negar que esto está muy bien. Si habéis probado otros accesorios Bluetooth, sabréis que esto suele hacerse manualmente, lo que en ocasiones es de todo menos cómodo.

Acelerómetros de voz


Por otra parte, los acelerómetros de movimiento también responden a nuestros toques, permitiéndonos acceder a Siri con un doble toque. Cuando estamos hablando, otros acelerómetros que han llamado acelerómetros de voz son capaces de detectar la vibración y el sonido de nuestra voz. En ese momento, unos micrófonos especiales también reducen el sonido externo, lo que hará que nuestro contacto pueda entendernos sin demasiados problemas.

5h de batería para cada AirPod, pero con tiempo extra

Cada AirPod tiene una autonomía de sólo 5 horas. No es mucho, las cosas como son, pero ya hemos mencionado que la caja tiene su propia batería y puede alargar esa autonomía hasta las 24 horas. Por otra parte, no es lo más recomendable, pero sirve para hablar de otro punto: si los usamos por separado, tendremos 10 horas de batería. Lo interesante de esto no es la autonomía, si no que los AirPods serán capaces de saber si nos hemos puesto uno o los dos. Si nos hemos puesto uno, el sonido se reproducirá en mono; si nos ponemos los dos, lógicamente oiremos la música en estéreo.

Sonido AAC


No es la única razón por la que se decidieron a eliminar el puerto jack, pero es una de ellas. El conector jack tiene más de 100 años. La última innovación fue hace unos 50 años y fue… que lo hicieron más pequeño. Apple ha querido ser de los primeros en dar el paso para que podamos disfrutar del sonido digital, algo que no nos permitía un conector centenario que sólo ofrecía sonido analógico. Es un movimiento polémico, pero creo que el tiempo les dará la razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario