Probando el Apple Watch bajo del agua [video]


Mucha polémica y confusión creó Tim Cook en sus declaraciones afirmando que el Apple Watch aguanta una ducha o cuando nos lavamos las manos. Dudas porque desde Cupertino, más tarde, dicen que su smartwatchsólo aguantaría salpicaduras y posteriormente confirmaron que llega con certificado IPX7. Sus declaraciones contradicen a lo que nos indica el certificado.

El certificado IPX7 se consigue cuando un dispositivo es capaz de aguantar durante 30 minutos bajo del agua a una profundidad de 1 metro. Unas condiciones mucho más duras que las que el CEO de los de la manzana mordida nos dijo desde un principio.

En Australia, un equipo llamado FoneFox ya ha puesto al Apple Watch a prueba en el agua para aclarar de una vez por todas hasta que punto llega su resistencia en este campo. Según el equipo que hizo las pruebas, el aguante del reloj inteligente de Apple es mucho mayor de lo que todos pensamos en un principio tanto por las declaraciones de Cook como por la descripción al respecto en la web de la Apple Store.

Las pruebas incluyen meter el Apple Watch, del que el elegido fue el modelo Sport, en una ducha con jabón incluido. Más tarde, lo introducen en un cubo lleno de agua y finalmente hicieron la prueba metiéndose y nadando en una piscina durante 15 minutos.

Lógicamente, a todos nos interesa mucho más el último test, que es el que más nos puede preocupar. Como podéis ver en el vídeo que encabeza esta entrada, la pantalla del reloj se enciende sin ningún problema pero, como era de esperar, la respuesta táctil no funciona (sí que funciona al volver a la superficie) por su característicacapacitativa. Lo que sí que funciona sin ningún problema es la Corona Digital.

Yo me quedo con las ganas, aunque entiendo que no quieran correr el riesgo, de que hubieran hecho la prueba durante más tiempo para ver el resultado. Un baño de 30m está bien, pero existe la posibilidad de que nos relajemos durante más tiempo y no sabemos a ciencia cierta que pasaría en ese caso. Y también me viene a la cabeza cuando era un adolescente y me tiraba horas y horas jugando en las piscinas. Con los viejos relojes comunes yo me pasaba una tarde en el agua sin ningún temor. Con el Apple Watch… no lo sabemos.

Las declaraciones de Apple en cuanto a la resistencia al agua del Apple Watch tienen un sentido. La razón por la que no nos recomiendan usar el reloj para nadar es que existe la posibilidad de que se nos averíe y a Apple lo que más les interesa (aunque se que me vais a decir que es el dinero) es que los usuarios no tengamos problemas con sus dispositivos y que tengamos una experiencia satisfactoria. Es por esto que quieren “proteger” nuestro relojrecomendándonos que no lo sumerjamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada